19 abr. 2016

El silencio no se pide a gritos

Cada vez que me encuentro frente a un nuevo grupo tengo siempre el mismo primer reto: que aprendan a escuchar.
Me gusta preguntarles ¿qué hay que hacer cuando alguien habla? y la principal respuesta que recibo es "hacer silencio". Pues no, no hay que hacer silencio, cuando alguien habla lo que hay que hacer es escuchar.
Se puede hacer silencio frente a alguien que habla y no tener ni la más pálida idea de lo que está diciendo, entonces hacer silencio no sirve de nada. En cambio si lo que se hace cuando alguien habla es escuchar, el silencio será una consecuencia natural de ello y se enterará de todo lo que se esté diciendo, pudiendo seguir el hilo de la conversación y hasta incluso intervenir para aportar algo al tema.
Aquí el reto se intensifica cuando digo que yo no pido el silencio a gritos, que simplemente espero a que todos escuchen, pero no sólo cuando yo hablo, si algún compañero o compañera tiene algo que decir todos debemos escucharle. Desde ya que esta situación requiere mucha paciencia cuando se está trabajando con un grupo que no está acostumbrado a este tipo de situaciones y que lo que suele esperar es el grito, pero una vez superado este período inicial, los beneficios al grupo se hacen latentes y marcan una dinámica de trabajo estupenda. Vivir este tipo de situaciones me enriquece cada vez más el alma y me hace dar cuenta del poco espacio de libertad de expresión que se les deja en las escuelas.

Por otro lado lo que esta situación aporta a la auto-estima de cada individuo es invaluable, al escuchar y sentirse escuchados por otros niños y niñas, al sentirse importantes, sentirse contenidos y aconsejados por quienes viven situaciones similares o no, pero que quieren ayudar, sentir que tiene una voz propia y que pueden usarla para decir lo que crean importante o les preocupa, o simplemente porque lo quieren compartir, todo esto les hace sentirse seguros frente a la vida, ante sus ideas, sus sentimientos y capaces de respetarse y respetar dentro de un grupo social.
Hoy en día en mis clases este es un pilar fundamental y una excelente herramienta para alcanzar más y mejores momentos de desarrollo emocional, de concentración y de auto-conocimiento.

Maru


No hay comentarios:

Publicar un comentario